Evitar malos olores con ozono

eliminar malos olores con ozono

El ozono es el sistema más eficaz para eliminar y evitar los malos olores. Sin importar nuestras necesidades encontraremos un generador de ozono adaptado al uso que vayamos a darle evitando que los malos olores se propaguen por toda la casa.

A las ventajas que nos proporciona el ozono sobre los ambientadores y aromatizadores que solamente camuflan olores, añadimos que existen numerosas adaptaciones a los distintos usos ideales que se pueden dar al ozono. Los generadores de ozono vienen integrados en soportes de todo tipo con la intención de evitar que los malos olores se propaguen desde sus focos, hasta el resto de la estancia.

Por ejemplo, el armario de los zapatos, por muy limpios que seamos, es un foco de malos olores. Pero un pequeño generador de ozono con forma de doble horma de zapato es ideal para introducir durante unos minutos en los zapatos y evitar que el mal olor contamine toda la habitación.

Otro ejemplo sería un purificador de aire que lo reciclara constantemente y lo devolviera al ambiente con una carga de ozono. En un salón limpiaría de continuo los malos olores que llegaran. Pero, ¿y si estuviese adaptado para colocarse en el cubo de la basura? La ventaja sería doble, puesto que evitaría que despidiera olores desagradables, y también que se propagasen los microbios que pudiese haber.

Algo similar sucede con el baño: Existen generadores de ozono adaptados al wc que evitan que de este salgan las bacterias y gérmenes que producen olores tan desagradables. Las destruyen por completo evitando que se convierta en un foco de infecciones y de malos olores antes de que se propaguen a otras habitaciones

Y como estos existen ozonizadores portátiles y manuales adaptados para gran número de situaciones que nos permitirán tener en todo momento cualquier estancia y superficie completamente desinfectada y libre de olores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *