Plagas y enfermedades en suelos agrícolas

Prevención y control de Plagas y enfermedades en suelos agrícolas con ozono

Prevención y control de Plagas y enfermedades en suelos agrícolas con ozono.

Desde el inicio de la agricultura, el hombre pudo comprobar que sus cosechas eran frecuentemente mermadas, y a veces destruidas, por la acción de animales que consumían o dañaban los productos. El nombre de “plaga” designaba inicialmente a la proliferación de estos animales perjudiciales, generalmente insectos que periódicamente arrasaban los cultivos y plantaciones. Pero no sólo la acción de estas plagas ha sido causa de problemas en los rendimientos agrícolas, las cosechas y la supervivencia misma de las plantaciones están expuestas a la acción del entorno, tanto vivo como abiótico. El termino “enfermedad” hace referencia a la interacción negativa normalmente de hongos, bacterias y virus sobre las plantas. Tanto los agentes que causan enfermedades como los insectos producen perdidas millonarias a los agricultores e ingresos de la misma índole a las empresas que se dedican a la producción de fitosanitarios.

A continuación se exponen algunas de las enfermedades y plagas más importantes que existen en el suelo y que son objetivo de control por medio del riego con generadores de ozono.

ELIMINACIÓN DE PHYTOPHTHORA SPP MEDIANTE EL USO DE OZONO EN EL RIEGO:

Es un importante fitoparásito que su nombre significa literalmente “destructor de plantas”. Con más de 80 especies, Phytophthora es un oomycete que ataca a un amplio rango de plantas con uso agrícola, y cuyo resultado conduce a una perdida millonaria a lo largo de todo el mundo. Phythophthora infestans  estuvo detrás de la famosa hambruna en Irlanda en 1840, que destruyo toda la producción de patata debido al tizón. Actualmente sigue afectando a este cultivo y a muchos más como por ejemplo los cultivos hortícolas A pesar del uso de fungicidas y de variedades resistentes en plantas, siempre existen nuevas resistencias que complican aún más su control. P. sojae es una de las especies más importantes, ataca en todos los estados de crecimiento de la soja produciendo podredumbre en la raíz y también en tallo en plantas más adultas. Anualmente se cuantifica una pérdida de rendimiento de aproximadamente el 40%. Existen otras especies que generan mucho problema en el normal crecimiento de algunos cultivos, por ejemplo:

Phytophthora cactarum (Mildiu del pie en fresón): ataca principalmente frutos jóvenes y verdes en los que aparecen manchas oscuras y no llegan a alcanzar el tamaño definitivo.

Phytophthora fragaria: ataca hojas jóvenes del corazón de la planta que se necrosan. Al mismo tiempo, las raíces y la zona del cuello adquieren una tonalidad rojiza, por lo que también se le conoce como “podredumbre roja”.
Debido la importancia económica y la necesidad de encontrar un método de control mejor que los que existen en cuando al comportamiento que tienen hacia el medioambiente y la salud humana, el riego con agua ozonizada se presenta como un agente efectivo para su control.

PREVENCIÓN DE FUSARIUM OXYSPORUM CON OZONO EN AGRICULTURA:

El marchitamiento progresivo que causa F. oxysporum, es una de las enfermedades más extendidas en cultivos hortícolas y ornamentales. Actualmente, el mayor control de este y otros tipos de patógenos en el suelo, está llevado a cabo por la aplicación de fungicidas en pre-siembra. En campo, el control que se realiza es el uso de cultivares resistentes. Sin embargo, en algunos casos es tal la virulencia con la que actúa que se ha llegado a desarrollar resistencias. Las esporas de Fusarium permanecen viables en el agua, infectando por medio de agua estancada o en zanjas los suelos adyacentes. Esto es muy importante a la hora de seleccionar de donde se saca el agua de riego o si se va a usar agua reciclada, en la cual existe riesgo de que existan esporas de este hongo completamente activas. Según Song et al. (2004), Fusarium es el patógeno más serio e importante que existe en los sistemas de hidroponía, ya que se extiende fácilmente a través de las soluciones nutritivas.

Destaca por marchitar en general la planta y amarillear las hojas, que comienza en la base expandiéndose hacia el ápice y en las raíces se observa podredumbre general.

En judía y en Cucurbita spp., Fusarium solani causa podredumbre en cuello y raíces, la parte aérea pierde vigor y da menos frutos. Las hojas de abajo muestran clorosis y decaimiento. Este hongo se ve favorecido por suelos compactos, exceso de abono nitrogenado y exceso de humedad en el suelo.

La utilización de riego con ozono en el sector agrícola aparece como una buena alternativa para disminuir la población de Fusarium sin generar ningún residuo tóxico.

GENERADORES DE OZONO EN EL RIEGO EN AGRICULTURA PARA ELIMINAR NEMÁTODOS:

Los nemátodos son parásitos microscópicos, no segmentados, que habitan en el suelo y atacan a las plantas a través de las raíces. Se alimentan de los nutrientes encontrados en las raíces y en sus tejidos vasculares, por lo tanto debilitando la planta y conduciendo a una diminución de los rendimientos.

Una encuesta internacional sobre pérdidas anuales en diferentes cultivos debido a nemátodos mostró: algodón, 10,7%; cacahuete, 12%; trigo, 7%; soja, 10,6%.

riego con ozono en agricultura

Los nemátodos pueden llegar a causar un daño de hasta el 75% del rendimiento, sin contar que pueden ser vectores de algunos virus o creadores de lesiones en las raíces por donde pueden entrar otros organismos patógenos. En 2000, se estimó una perdida global a causa de los nemátodos  de unos 110 billones de euros. La gran mayoría de los nematicidas son de amplio espectro, altamente volátiles y con la capacidad de moverse en el suelo hasta donde se encuentran los nemátodos. Muchos de estos esta descatalogados debido a que dañan el medioambiente y tienen un riego elevado para la salud tanto animal como humana.

En cuanto a los nemátodos que afectan a las plantas se suelen diferenciar dos tipos: endoparásitos y ectoparásitos.

Uno de los géneros más importantes y que afectan a cultivos hortícolas y sobre todo a tomate es Meloydogine spp. Los síntomas en tomate se manifiestan en los típicos nódulos o engrosamientos en las raíces que le dan el nombre común de “batatilla”.

Estos daños producen la obstrucción de vasos e impiden la absorción por las raíces, lo que se traduce en un menor desarrollo de las plantas y síntomas de marchitez en verde en las horas de mayor calor, clorosis y enanismo.

Otros géneros de gran importancia son Heterodera y Globodera los cuales también causan importantes daños y pérdidas en los cultivos en los que se encuentran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *